Estos son los maravillosos beneficios que tendrás después de comer las patas de pollo.

Hoy día todavía existen personas que jamás han probado la patas o pies de gallina o pollo, tal vez porque les da un poco de asco y les es desagradable el sólo pensar consumirlas, pero eso ocurre porque se desconoce sus beneficios y las muchas propiedades que poseen.

A casi todo el mundo come pollo, no importa cuál sea su elaboración, guisado, a la parrilla, asado, hay quienes prefieren la pechuga por ser la presa más carnosa, otros las partes más con huesos como los muslos y alas por ejemplo, pero las patas muy pocos las solicitan.

El pie de pollo está formado por la piel, los tendones y los huesos, realmente no tienen mucha carne que comerles y poseen un sabor particular, pero es mucho el beneficio que aportan al organismo de las personas que las consumen.

Los pies del pollo: la solución a muchos de nuestros problemas de salud.

No es muy común conseguir a aquellas persona que si les parece agradable consumir el pie de pollo, así como hay aquellos que no les agrada el solo verlas.

Pero la realidad es que podemos decir que la poca gente que consume la piel de gallina es la que obtiene más beneficios en su organismo.

Las patas de pollo son un producto que se puede comer de diferentes formas:

En caldo.
Como botanas.
En sopas.
Rostizadas…etc.

Aquí una lista de algunos de los beneficios que las patas o pies de pollo aportan a nuestra salud:

-reduce el estrés
-baja la presión arterial
-equilibra las hormonas
-ayuda a mejorar el sistema inmunológico
-rejuvenece la piel
-ayuda a cicatrizar más fácilmente
-fortalece los huesos y las uñas
-ayuda a mantener una encías saludables
-es rico en colágeno
-hace sentir bien el estómago.
-facilita la digestión.
-el caldo de patas de pollo son una excelente fuente de colágeno.
-ayudan a subir las plaquetas de la sangre.
-ideal para comer en casos de catarro o gripe.
-también para los que están en convalecía.

Es por todos sabido que el colágeno ayuda a mantener buena elasticidad y renueva la piel, pues en las patas de pollo se consigue la misma cantidad que podemos encontrar en la clara dl huevo y en la gelatina.

-fortalece la estructura de los vasos sanguíneos, por lo que aumenta los glóbulos rojos.

-contribuye a una mejor absorción del calcio y proteínas, mejora las articulaciones y previene problemas en los huesos tales como dolores

-ayuda a perder peso, cuando el metabolismo del cuerpo aumenta.

Los dolores óseos son más comunes en las personas mayores, pero si eres joven trata de incluir el pie de pollo en tu dieta diaria.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *